11 errores que las mujeres cometen con sus senos. Por eso se les caen antes de los 30


La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, y hay áreas donde es más delicada que en otras; una de ellas es el busto. Muchas mujeres ignoran esta información y por ello cometen ciertos errores sin darse cuenta, lo que a la larga provoca que su pecho se caiga y pierda firmeza. 

La buena noticia es que puedes hacer algo al respecto, y en las siguientes líneas te brindaremos unos consejos que harán la diferencia. Toma nota y no dejes que se te escape alguno de ellos: 


11.- Depilarte con pinzas




Como la piel de ahí es muy delicada, usar pinzas para eliminar posibles vellos podría inflamar los folículos y causar problemas. 

10.- Bañarte con agua muy caliente


Este detalle tan simple hace que la piel pierda firmeza. Los expertos en salud y belleza recomiendan que te bañes con agua tibia, y que al terminar te enjuagues con agua fría, para mantener la elasticidad en óptimo estado. Este cambio también ayuda a la salud de tu cabello.

9.- Las perforaciones


Por una parte estos accesorios harán que no puedas usar ropa interior delgada. Debes considerar también que los riesgos de las perforaciones son muchos, y que tu pecho está muy cerca del sistema linfático, por lo que fácilmente podrías desarrollar infecciones u otros trastornos. 

8.- Hacer ejercicio sin la ropa adecuada


El movimiento constante hace que tu pecho se caiga; pierde firmeza cuando trotas, corres o saltas. Se recomienda usar sostén deportivo, que brinda el soporte adicional que necesitas para ejercitarte sin afectar la forma de tu busto.

7.- Abusar del cigarro y el alcohol


Estos hábitos son de los que más dañan la piel; la resecan, hacen que aparezcan manchas, le quitan elasticidad y firmeza, también favorecen el desarrollo de cáncer de mama. 

6.- Someterse a una cirugía plástica


Hay muchas chicas inconformes con la forma natural de su pecho y se someten a estos procedimientos. Ignoran que las prótesis no son eternas, y que hay detalles que pudieran salir mal. 

5.- Cambios de peso radicales


Recordemos que el pecho es prácticamente una reserva de grasa, por lo tanto subir y bajar de peso constantemente provocará flacidez y pérdida de elasticidad. 

4.- Dormir boca abajo


Ya que la mayoría del peso recaerá en tu pecho, con el tiempo el busto alterará su forma. Lo recomendable es dormir de lado o boca arriba. 

3.- No usas crema humectante ni bloqueador solar


Como mencionamos anteriormente, la piel es muy sensible en esta área. Lo recomendable es que siempre esté bien humectada y que uses bloqueador solar, pues el pecho es una de las partes del cuerpo femenino que más se exponen al sol, por los escotes.

2.- Usar la talla equivocada


Investigaciones recientes han demostrado que sólo 25% de las mujeres usan la talla correcta de sostén. Lo ideal es que te midas la ropa antes de comprarla, pues aunque creas que has identificado tu talla correcta, ésta puede variar un poco según el estilo del brasier. Si el sostén te queda chico o grande, es imposible que dé soporte a tu pecho, y con el tiempo perderá firmeza. Además, si es más pequeño de lo que necesitas, oprime los vasos sanguíneos y favorece la aparición de tumores. 

1.- Permitir que te lo toquen


Sabemos que a la hora de la intimidad es una de las caricias que más disfrutan algunas chicas, pero investigaciones médicas han demostrado que los pellizcos producen un efecto similar a usar ropa interior muy apretada, y por lo tanto afecta el flujo sanguíneo. Procura que los movimientos sean suaves para que disfrutes sin lastimarte. 

Comparte esta información con tus amigas y familiares, para que tomen precauciones.

Recomendados
Recomendados