8 olores que tu cuerpo genera para advertirte que podrías sufrir una grave enfermedad


Como ya hemos dicho, el cuerpo humano es una máquina perfecta. Si algo no está bien siempre sabe cómo avisarnos, y hoy te hablaremos de los olores que envía para alertarnos, y los cuales debes detectar a tiempo para evitar males mayores. No suena nada agradable, pero hasta la mujer más guapa del planeta puede expeler un olor tan fétido, capaz de hacer llorar a una estatua. 

La nariz no falla. Así que si algo huele mal -fuera de lo normal-, es mejor que no dejes pasar el tiempo. Estos son ocho olores de los que debes cuidarte:


8. Peste en el ombligo




Si no tienes buena higiene se forma una especie de masilla a causa de la suciedad.  Si después de bañarte y limpiarte bien el olor continúa, podría deberse a una infección conocida como “onfalitis”. Además del aroma se puede presentar hinchazón, enrojecimiento y hasta pus. A cualquiera le puede pasar. Acude a un médico si no mejora en un lapso de tres días. 

7. Olor a pan entre las piernas


Es literalmente olor a pan. En las mujeres se encuentra natural el hongo levaduriforme “candida albicans”, mismo que se altera por el embarazo y la diabetes, y causa una secreción blanca y espesa. Es muy común. Para tratarla tu médico te dará pomada o antibiótico.

6. Olor a patas


El característico mal olor en los pies afecta más a mujeres que a hombres. Se conoce como “podobromhidrosis”, y surge a raíz de la descomposición bacteriana del sudor mezclada con grasa u hongos que se encuentran en los pies. Si se vuelve insoportable la peste consulta a tu médico, y si aun así continúa, lamento informarte que es cuestión genética. 


5. Mal olor en los sobacos


Si sudas o no la pestilencia es igual de fuerte. Curiosamente no se debe a que tengas mala higiene, de hecho la causa podría ser genética. Si de plano un desodorante fuerte no te hace efecto, consulta a un médico. Suele presentarse a partir de los 15 años.

4. Olor a pescado


Otra enfermedad de chicas. Como notarás, se hace más fuerte después de estar con tu pareja o posterior a la regla. Puede deberse también al uso de ropa interior sintética, debido a que ese material no permite la circulación del aire, y es muy ineficiente en la absorción del sudor y otras secreciones vaginales, lo cual propicia el cultivo de hongos. Otros síntomas son ardor, picazón, dolor y una secreción gris. Acude a tu médico cuanto antes. 

3. Olor en la orina


Si es muy fuerte podría deberse a algún medicamento que estés tomando, a vitaminas o a una infección. En cambio si se trata de algo dulce, podría ser señal de que estás en las primeras etapas de la diabetes. 

2. Mal aliento


También conocido como “halitosis”, puede producirse por mala higiene o por no usar hilo dental para eliminar restos de comida que quedan en los dientes. Lo recomendable es cepillarse la dentadura y la lengua por lo menos tres veces al día.  Otras causas podrían ser caries, enfermedad en las encías, infección en los pulmones o en la garganta. Estas dos últimas llegan a ser tan agresivas que ha muerto gente ¡por no atenderse a tiempo!

1. Olor a basura… entre las piernas


Este igualmente es problema de chicas. Ocurre cuando pasan mucho tiempo sin cambiarse la toalla sanitaria o el tampón. Las bacterias se multiplican y rápidamente se percibe ese olor a basura. En casos extremos también produce molestias en la vagina. El tratamiento será indicado por tu médico y él determinará si es infección o no. 

Nunca te automediques porque muchas veces sólo te perjudicas en vez de ayudarte. Además, siempre es mejor el diagnóstico completo de un especialista, así te quedas más a gusto y sin la duda de “a ver si me curo”.

Recomendados
Recomendados