Actriz porno mexicana revela datos escalofriantes. “Mi vida es un infierno…”


Cuando hablamos del mundo de la pornografía todos creemos que se trata del trabajo ideal para cualquier joven que goza de cierta belleza, ya que parece ser una forma muy sencilla de ganar mucho dinero en poco tiempo, pero aunque parezca mentira la realidad es muy distinta. Hoy te vamos a contar sobre la actriz porno mexicana más joven, su nombre es Helena Danae y su historia es en verdad impactante. 



Seguramente por lo menos una vez has visto alguna de sus películas, y es que actualmente Helena es la actriz favorita de todos los mexicanos, con solo 18 años comenzó su carrera de actriz, en éxitos como La Colegiala o Blanca Nieves vuelve de la fiesta. 


“Antes de ser actriz yo hacía fotos de desnudos, por medio de un fotógrafo me hicieron la propuesta de entrar al cine porno. Y como me llamaba la atención y tenía la espinita de que me vieran, no dudé en decir que sí”, cuenta la joven estrella. 



Cualquiera pensaría que gracias a su carrera esta joven ya se ha convertido en millonaria y se da una vida de lujos, pero la verdad es que la industria pornográfica mexicana no tiene nada que ver con la de Estados Unidos. 

Helena puede filmar en hoteles baratos de 300 pesos y la verdad que es sorprendente lo que cobra al mes, cerca de 500 dólares, lo equivalente a 9 mil pesos.



A pesar de que está a punto de cumplir dos años en la industria, Helena sigue siendo la actriz porno más joven de nuestro país, además es la más solicitada. 



Helena trabaja para la empresa Sexmex, una compañía de cine para adultos mexicana, dirigida por Fernando Deira, un hombre de más de 40 años que iba a ser cura: “Cuando Fernando me vio: de inmediato me propuso ser actriz porno. Al conocerlo me sentí segura”. 

En un reciente entrevista Helena reveló que su carrera es en verdad complicada.



“Con un contrato de exclusividad son de 8 a 10 mil pesos mensuales lo que podemos ganar”, concluyó la actriz. 

El testimonio de Helena nos confirma que la vida de una mujer dedicada a la pornografía más que un cuento de hadas en realidad es un infierno, por todo lo que estas mujeres deben soportar. 
Recomendados
Recomendados