¿Conoces esta nueva forma de tener sexo? Es más rica y los 2 llegan al orgasmo


Es normal que en tu relación llegue el punto en el que, por más que busques “innovar” en el sexo, ya no te llena en su totalidad como al principio. Pruebas lugares, posiciones, disfraces y nada… Pero, ¿sabes?, no todo está perdido.



A veces “menos es más”. En vez de hacer “circo, maroma y teatro” para salir de la rutina, sólo necesitas el místico “perrito vaginal”, que asegura un orgamo estratosférico, de esos que te transforman en “El Exorcista”.




Para empezar, esta técnica oriental milenaria la popularizaron las geishas en Japón. Aunque no eran propiamente sexo servidoras, tenían encuentros sexuales con algunos clientes y ellos se encargaron de divulgar tan placentero acto.


Lo único que necesitas hacer es contraer la zona perineal y vaginal, lo que en buen castellano quiere decir que utilices los músculos de la vagina para “apretarla y hacerla más estrecha”, y succionar el pene de tu pareja, lo mismo que haces cuando te quieres aguantar las ganas de orinar.


Ten en cuenta que tienes que practicar primero, para lo cual debes fortalecer los músculos de la pelvis haciendo “repeticiones vaginales”. Acuéstate en la cama, relájate y haz fuerza para “contraer la vagina”.


De hecho en el sexo tú tomas el control absoluto de la penetración. Te recomiendo que hagas la pose del “misionero invertido”, en donde él está debajo de ti y tú encima, ¡no se muevan! El punto es que masajees al pene sólo con los movimientos de contracción.  Dile a tu hombre que ¡nada más se deje querer!


Esta práctica te asegura orgasmos súper intensos y mucho más duraderos. En sí para ellos la sensación es como de sexo oral, y para ti es una locura lo que pasa “allá adentro”. ¿Quién dijo que tú no lo dominas en el sexo? Él te lo va agradecer.

Créeme que el sexo ya no volverá a ser monótono y la llama se encenderá en forma mágica. Si llevas poco en tu relación dejarás a tu novio completamente loco por ti.
Recomendados
Recomendados