15 errores que las mujeres cometen en el sexo, por eso ellos se aburren y se van


Si luego de una noche de lujuria y placer con ese chico especial te quedaste esperando una segunda cita, y no hubo ni un mensaje suyo al día siguiente, lamentamos decirte que probablemente para él no fue un encuentro tan placentero como crees.



Te preguntarás qué salió mal, y por más que lo piensas no encuentras respuesta. Te ayudaremos un poco, ya que a veces las mujeres sin darnos cuenta hacemos cosas que arruinan el momento. Hoy te presentamos los 15 errores por los que ellos salen corriendo luego de tener sexo. 



15.- Lo comparaste con tu ex.


¡Por Dios, no! ¡Nunca lo hagas, por favor; es lo peor! Olvídate de decirle frases como “con mi ex hacía esto” o “a mi ex le gustaba que le hiciera así”. Terminarás por enfadarlo, a nadie le gusta sentirse comparado. ¿Cómo te sentirías si te contara lo que ha hecho con otras?

14.- Le dejaste todo el trabajo a él.


Los dos están para divertirse, ¿qué te hace pensar que él debe hacer todo el trabajo? ¡Coopera! Se trata de que ambos pasen un rato agradable. No es tan difícil, sólo debes dejarte guiar por su cuerpo. Acarícialo, bésalo y háblale al oído… Haz todo lo que tengas que hacer para volverlo loco.   

13.- Te enojaste porque se quedó dormido.


Quedarse dormido después del sexo es de lo más normal, el cuerpo se agota y necesita recargar pilas. No piense que no le importas, sólo está cansado.  

12.- Lo mordiste en el lugar equivocado.


Sentir que tu pareja te muerde el cuello o los labios puede ser de lo más excitante, pero no se te olvide que hay zonas prohibidas, por ejemplo su pene. No lo muerdas, recuerda que es muy sensible, trátalo con suavidad.  

11.- Fingiste un orgasmo.


Los hombres no son para nada tontos, así que no trates de fingir que disfrutas cuando no es verdad; se sentirá engañado. 

10.- Apagaste la luz.


Si quiso tener intimidad contigo es porque le gustas, le encantas, le fascinas, no tienes que esconder tu cuerpo. Prende la luz y déjalo disfrutar del espectáculo completo. La actitud es lo más importante.  

9.- Te la pasaste dando órdenes.


Está bien que sepas lo que te gustas en la cama, pero no te la pases dándole órdenes, lo harás sentir tonto; dale oportunidad de descubrirte poco a poco. 

8.- Usaste la ropa interior de tu abuelita.


Sabemos que a veces el encuentro no es planeado y no llevabas la ropa interior apropiada, pero usar calzones “mata pasiones” puede arruinarlo todo. 

7.- Te la pasaste quejándote.


Nadie es experto cuando se trata de sexo, porque a cada uno nos gustan cosas diferentes, así que no te molestes si hace algo que no te agrade; trata de guiarlo un poco, si sólo te quejas de todo terminarás arruinando el momento. 

6.- Se te olvidó ser creativa.


Déjate llevar por tus instintos y dale algo más que sexo, tócalo como jamás lo han hecho, un poco de sexo salvaje nunca está de más.

5.- Hablabas todo el tiempo.


Cuando tengas intimidad no pienses en otra cosa que no sea disfrutar, el resto puede esperar. No saques temas laborales, familiares u otros problemas de los que pueden hablar después. 

4.- Te pasaste de intensa.


Si bien en puntos anteriores te dijimos que te dejes llevar y que un poco de sexo salvaje es bueno, no te pases. Tienes que estar atenta a tu pareja, observa sus gestos y movimientos para saber si lo está disfrutando tanto como tú. 

3.-Le dijiste que lo amabas.


¡Espera, no puedes ir tan rápido! Una cosa es que sea un gran amante en la cama y otra muy diferente que sea el amor de tu vida. Si le dices que lo amas en los primeros encuentros, en verdad saldrá corriendo. 

2.- Pasaste por alto sus necesidades.


El sexo es mejor si los dos disfrutan, así que recuerda siempre prestar atención a sus deseos, no tiene nada de malo preguntarle qué más le gustaría que le hicieras. 

1.-Sólo pensaste en su pene.


Tu chico es mucho más que un pene, por lo tanto necesita que estimules otras áreas como muslos, cuello, nalgas, o la parte de atrás de las orejas.
Recomendados
Recomendados