5 ejercicios para controlar la eyaculación. Durarás lo que quieras en la cama


Durante el acto sexual uno de los aspectos que más preocupan a los hombres es la eyaculación precoz, es decir, el hecho de no poder controlar el reflejo eyaculatorio o como se diría comúnmente, no poder controlar el momento en el que te “vienes”, sin embargo,  lo que muy pocos saben es que la eyaculación se puede controlar de forma totalmente natural sin necesidad de comprar productos que no sirven para nada.

Estos son 5 ejercicios para controlar la eyaculación:

5. Respiración


Este ejercicio es el más básico y quizás de los mejores cuando se está llegando al orgasmo, ya que una de las características de este momento, es que el corazón se acelera y la respiración se agita. Si empiezas a controlar tu respiración, ayudarás a que tu pulso se controle, por ello, te recomendamos que durante ese momento respires de forma profunda y relajada; inhala y exhala lentamente y verás como  logras hacer que el momento de la  eyaculación se prolongue.

4. Parar y continuar


Sin lugar a duda una de las técnica  más recomendadas. Este método  te ayudará a identificar las sensaciones previas a la eyaculación para poder parar a tiempo. Para llevarla a cabo necesitas masturbarte, sí, leíste bien, esto te servirá a manera de ejercicio, es decir,  cuando sientas que estás a punto de eyacular, debes parar y volver a empezar en los siguientes 15 o 90 segundos, cuando tu pene ya haya perdido un poco de su erección. Después de ese tiempo continúa con la estimulación y repite el ejercicio al menos una vez más a fin de incrementar tu tolerancia sexual.


3. Suavidad


Trata de mantener la calma, incluso antes de la penetración;  date tiempo para el juego previo y disfruta todo el proceso. Muchos hombres creen que al hacerlo rápido los resultados serán mejores, pero por lógica al tener mayor estimulación se llegará más rápido al orgasmo volviendo más complicado retrasar la eyaculación. Date tiempo para ir más despacio, cambiar el ritmo y concentrarte también en otras partes del cuerpo. No todo está en los genitales. 

2. Presión


Otra técnica muy eficaz es la presión. Cuando notes la sensación de que vas a eyacular ¡PARA!, y con los dedos pulgar e índice aprieta firmemente la zona que está justo debajo del glande hasta que la sensación disminuya, pero ojo, cuida no hacerlo tan fuerte para evitar lastimarte. Otra zona que también puedes presionar fuertemente es el perineo, zona también conocida como antieyaculatoria. Estos ejercicios puedes hacerlos durante el acto sexual o cuando te estás masturbando. Olvídate de la pena y déjate llevar. 

1. Detener el flujo de la orina


Sin duda, fortalecer los músculos pélvicos es una actividad perfecta para aprender a controlar la eyaculación. Para esto es necesario retener el flujo de la orina varias veces cuando vas al baño, apretando por unos segundos para ir entrenándolos. Cuando estés a punto de eyacular podrás controlarlo de esta manera. 

Recuerda que para que los ejercicios tengan un efecto positivo es necesario ser constantes, si puedes trata de combinarlos todos y hacerlo regularmente. Si gustas, puedes agregar ejercicio físico, lo cual  ayudará a que trabaje mejor tu cuerpo.
Recomendados
Recomendados