Sexóloga revela 10 secretos sobre la masturbación. Tu cuerpo la necesita para ser feliz


Quererte a ti mismo no debería ser un tabú. La masturbación es un arte y como tal debe ser tratada. Puede que al principio sea un poco complicado, pero con práctica y dedicación te puedes convertir en todo un experto dándote placer.

Hoy te traemos una lista de secretos sobre la masturbación que seguro que no sabías y no podrás quitarte de la cabeza la próxima vez que te pongas manos a la obra:

10. Método para dormir


Aunque no lo creas es un antídoto mucho más efectivo que las famosas pastillas para el sueño. Es divertido hacerlo sólo porque sí, pero aunque no lo creas es el método ideal para dormir como un angelito, pues esa magnífica sensación de alcanzar el orgasmo hará que tu cuerpo se relaje haciéndolo todo aún más placentero.

9. Tu corazón es el culpable


Si no eres capaz de aguantar la erección mientras estás en pleno momento,  deberías visitar al médico, pues la eyaculación depende completamente de tu corazón. Sí, leíste bien,  tu corazón debe tener la fuerza suficiente para bombear sangre a todo tu cuerpo y el hecho de que no puedas controlar ese mágico momento podría ser un indicativo de que algo no anda bien con tu salud. La falta de rigidez puede ser un claro indicador, así que escucha a tu cuerpo y acude con un profesional.


8.- Placer desde pequeños


Muchos niños y niñas estimulan sus genitales con sus manos de forma intencional o jugando porque simplemente sienten rico y esto no tiene nada de malo, pues es parte de su crecimiento y desarrollo sexual. Probablemente te puedas imaginar algo totalmente distinto, pero no lo hacen tal y como lo haría un adulto. De hecho, algunos se estimulan como distracción o simplemente para liberar ansiedad.

7.-Vibración para todos


Al contrario de lo que la mayoría piensa, no solo las mujeres usan vibradores para su estimulación personal, hay una tendencia creciente que indica que los hombres también utilizan estos estimulantes para darse placer. Dale una oportunidad a la vibración, no tienes nada que perder.

6. - Libre de cólicos


La masturbación es una de las formas más efectivas para aliviar los cólicos, pues al tener orgasmos se contraen los músculos del útero y después se relajan, además de que aumenta tu flujo sanguíneo en la zona pélvica, se eliminan los calambres y te desinflama.

5.- Te puedes lastimar


No hay una forma correcta de hacerlo, pero sí te puedes llegar a lastimar. Seguro que habías oído hablar sobre los accidentes sexuales, pero deberías saber que hay lesiones en el miembro masculino que se producen durante la masturbación por la intensidad del momento. Esta práctica trata sobre el conocimiento de uno mismo, así que conoce tus límites y los de tu miembro, en el caso de las mujeres, también puede haber lesiones por rozaduras que en el acto no se toman en cuenta.

4.- Cambia la técnica


Seguro que para encontrar tu propio placer usas diferentes estímulos visuales, auditivos e incluso táctiles ¿cierto? pero la técnica siempre es la misma.

Este tipo de práctica tiene su propio nombre y es masturbación idiosincrásica. Si siempre te tocas de la misma forma, tu cuerpo se acostumbra a ese estímulo en particular y después resulta muy difícil obtener placer cuando estás acompañado así que sal de la rutina y explora tu cuerpo, es por tu bien y por el de tu pareja.

3- No estás completamente solo


Puedes pensar en alguien que conozcas o hasta en alguien que nunca has visto. No importa qué ni quién, todo esto es parte de tus fantasías y son el motor para ayudarte en todo este proceso. Recuerda que en la auto estimulación, todo se vale.

2- No todos lo hacemos


Se da por hecho que todos los hombres y muy pocas mujeres lo hacen. Pero la realidad es que ni todos los hombres se masturban, ni son pocas las mujeres que lo practican. Al final es una práctica que depende de cada persona y no hay un indicador que diga si hay un número determinado a la semana. Si tienes ganas de hacerlo hazlo y punto, olvídate de lo todo aquello que se dice que está bien o mal, aquí solo importas tú.

1. El hombre no tiene el monopolio


¿Sabías que los seres humanos no somos los únicos que se masturban? También los animales se dan placer, se frotan contra árboles, piedras, césped o con su propio cuerpo… Sin duda son mucho menos exigentes que nosotros.

¿Pensabas que te íbamos a contar lo de quedarse ciego? ¿Cuántas veces te das placer a ti mismo?
Recomendados
Recomendados