Video: Quiso probar que Dios sí existe. Pero Satanás le tenía otra cosa preparada


El día de ayer un hombre fue atacado y lesionado gravemente por un enorme y hambriento oso, luego de que el hombre estuviera comiendo de un plato justo enfrente de su guarida. 



Naiphum Promratee, de solo 36 años, estuvo varios minutos viendo al oso mientras sostenía un plato de comida. De acuerdo a diferentes testimonios el hombre quiso probarle a sus amigos la existencia de Dios, asegurando que el oso no le haría daño porque Dios estaba con él. 



Naiphum había visitado este templo con cuatro de su amigos, en ese lugar los monjes cuentan con una docena de osos salvajes, que se encuentran encerrados para que no lastimen a nadie. Sin embargo, permiten que los visitantes puedan alimentarlos.


El hombre comenzó a jugar con el animal, pero el oso se cansó, se puso de pie y jaló a Naiphum al fondo con sus poderosas garras. 


El hombre cayó desmayado y el oso aprovechó para lastimarlo y luego arrastrarlo por todo el lugar. Por fortuna uno de los amigos de Naiphum ingresó la guarida para distraer al oso, fue así como lograron rescatarlo. 

Si no puedes ver el VIDEO da click AQUÍ:

Recomendados
Recomendados